Magazine Giovedì 1 aprile 2004

Un mundo al garete

Soledad Rico Sanín è giornalista e scrittrice. Nata e cresciuta in Colombia, un Paese in cui è veramente difficile tirare avanti, nel 2001 ha deciso di trasferirsi a Hollywood in California. Ha pubblicato: "El delito de existir” e "Un libro abierto", un'inchiesta sul mondo gay. Pubblichiamo, in spagnolo, un brano che lei stessa ha inviato a mentelocale. Ci parla dei tempi che cambiano, di come i valori siano cambiati, della necessità di trovare un equilibrio, il senso della misura in un mondo di eccessi.

La vida actual parecería tener solo pies y no cabeza. Las circunstancias han cambiado tanto!, que ya son muchas las personas que en la actualidad, están valorando y aceptando actos humanos que hasta hace poco, eran descalificados por su vulgaridad y ordinaries. Hoy, practicamente se aprecían y se proyectan incluso, como cualidades indispensables para alcanzar el exito. Los tiempos cambian claro! y aunque para algunos, ciertas premisas de conducta, aún son vistas como parte de ese cúmulo de valores que deben tener los seres humanos, el panorama real, nos muestra un mundo al garete.! Mirémoslo en perspectiva con ejemplos!: ?Eso no quiere decir que pà la cama voy!

Cada quien es dueño de sus actos y puede realizarse como se le antoje pero, su conducta debe llegar hasta donde comienza el derecho ajeno. La moda, la música, la tele, las costumbres en general, apuntan al destape indiscriminado de vidas y cuerpos, ya nada queda para la imaginación. ?Y como se debe estar a la moda, hay que exponerlo todo!?. Se podrían citar múltiples ejemplos, pero tomemos unos pocos: -Ahora, se baila el reguetón. Hay un disco que dice: Eso no quiere decir que pa´ la cama voy. Y después de conocer la manera de bailarlo, la letra del disco se ajusta a lo que manifiesta el coro. Para qué ir a la cama?, si el baile consiste en restregarse las partes intimas, en frente de todos y hacer practicamente el sexo de pie!, mientras se danza y se suda, al gozo público!. Para que ir a la cama?. Es verdad que se debe mantener un criterio abierto a los cambios del mundo, es decir ser ?open mind?, pero también se puede obrar con mesura y no incurrir en la vulgaridad. Debemos continuar almorzando en el comedor, haciendo las necesidades fisiológicas en el sanitario y el sexo debería continuar siendo un pasatiempo privado. Pues tal y como van las cosas, se verá en un futuro a las personas haciendo sus necesidades en la sala, comiendo en el baño y orinando en el carro. Ya que si se mantiene la tendencia actual donde lo grotesco es permitido y valorado como un supuesto respeto a la vida privada, nos encontraremos con que cada quien hace lo que quiere, delante de quien sea y se continuará siendo espectadores, incluidos los niños de actos preñados de vulgaridad, sin argumento alguno que pueda evitarlo.

di Laura Calevo

Potrebbe interessarti anche: , Il Natale del commissario Maugeri, l'ultimo libro di Fulvio Capezzuoli. La recensione , Bonelli: Dylan Dog e Martin Mystere nell'Abisso del male , A mali estremi: nuovo caso per la colf e l'ispettore di Valeria Corciolani , Peccato mortale di Carlo Lucarelli: un altro intrigo da risolvere per il commissario De Luca , Le Quattro donne di Istanbul: un romanzo suggestivo e commovente di Aişe Kulin

Oggi al cinema

Se son rose Di Leonardo Pieraccioni Commedia Italia, 2018 Cosa succederebbe se qualcuno mandasse di nascosto alle tue ex dal tuo cellulare: "Sono cambiato. Riproviamoci!"..? È quello che accade a Leonardo Giustini giornalista che si occupa di tecnologia e innovazione per il web. Sua figlia, stanca di vedere... Guarda la scheda del film